martes, 31 de marzo de 2009

Escalas de innovaciones

¿Quién es más innovador? ¿El equipo que descubre una nueva batería más pequeña o el que genera un Net PC con esta batería? Se podría pensar que el primero, que es el que domina la ciencia en profundidad. Pero también podemos argumentar que si el último no lo empaquetara en un Net PC o mini PC portátil, no tendría mercado y por lo tanto se quedaría en el mundo de las invenciones, lejos del éxito comercial que requieren, bajo mi punto de vista, las innovaciones.

En un reciente artículo sobre la creación de valor de la innovación de McKinsey se comentan los tres niveles de innovación:

  • El alto nivel (¡que yo habría llamado justo al revés, cosas de la vida!) se relacionaría con las materias primas y el mundo físico, como las innovaciones en microprocesadores.


  • El nivel intermedio catalogaría las innovaciones compuestas por agrupaciones de componentes de alto nivel, por ejemplo los circuitos electrónicos.


  • El bajo nivel ya serían innovaciones en productos finales, que llegan directamente al gran público.


En cualquiera de los tres se moden producir cambios relevantes que afecten no sólo a su nivel, sino a los tres. Así, una innovación en el alto nivel genera una cascada de nuevas aplicaciones a los niveles inferiores. Las de bajo nivel, en cambio, se encargan de dar relevancia y visibilidad a las innovaciones de alto nivel. Además, para llegar a la gente, necesitarán una buena dosis de marketing y logística ...

Llegaremos a la conclusión pues que lo que realmente generará progreso será la combinación de todos estos factores, alineados, con la finalidad de poder tangibilizar este valor, de manera que sea percibido por los clientes, y los impulse a la decisión de compra, que tanto necesitamos últimamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario