domingo, 22 de diciembre de 2013

Decidir en Navidad

Cada día, cada hora, tomamos decisiones.
La mayoría nos parecen intrascendentes, pero poco a poco van marcando nuestra vida.
Las relaciones que tenemos, en el trabajo, con los amigos o la familia, dependen a veces de pequeños detalles, como recordar determinados acontecimientos, cumplir los compromisos, o simplemente estar atentos a una conversación.
Y cada decisión, no nos engañemos, no es el resultado de una coincidencia, sino del punto donde ponemos el foco de lo que es realmente importante para nosotros.
Aunque algunos dicen que vivimos en un mundo que no podemos cambiar, todo lo hemos construido a partir de nuestras "pequeñas" decisiones: La pareja que hemos elegido y el barrio donde vivimos, la escuela de los peques y las tiendas donde compramos, el lugar donde trabajamos o el país que queremos.
Con la misma valentía con que José y María se enfrentaban al nacimiento del Niño, y que nos ha traído, miles de años después, un mensaje de Esperanza en Navidad, es necesario que nos tomemos una tregua para decidir qué haremos el año próximo.
Un 2014 que nos pedirá aún más coraje para hacer frente a grandes retos.
Y nuestras pequeñas decisiones de cada día, pueden llevarnos muy lejos. No lo dudéis.

¡Feliz Navidad!

No hay comentarios:

Publicar un comentario